Comprar un auto nuevo implica una inversión importante. Por eso, para potenciar al máximo la eficiencia del vehículo y prolongar su vida útil, es fundamental tratar con un cuidado especial a su órgano más importante: el motor.

Un trato adecuado al corazón de nuestros autos permitirá que se realicen menos visitas al mecánico y, por lo tanto, que se invierta menos en reparaciones que pueden ser evitadas.

A continuación, presentamos 6 acciones que asegurarán que se extienda la vida del motor de tu vehículo se extienda:

1.- Dale un cuidado especial los primeros kilómetros

Cuando te entregan las llaves de tu auto por primera vez, es común que lo primero que quieras hacer sea ir a una pista despejada y manejarlo lo más rápido posible.

Sin embargo, para que el motor de tu vehículo dure más, es necesario que durante los primeros 1600 kilómetros hagas uso de un rango bajo de revoluciones y varíes la velocidad cada cierta distancia.

De esta manera, podrás utilizar todos los cambios y no solo un par.

Asimismo, resulta crucial que vayas a no más de 120 kilómetros por hora durante los primeros 1100 kilómetros.

Pues, esto permitirá que el propulsor de tu vehículo trabaje de forma adecuada hasta los 320,000 km en lugar de hasta la mitad de esta cifra.

Esto se debe a que tu auto funciona internamente como un organismo, de manera que las piezas algunas veces deben tomarse un poco de tiempo en adecuarse unas a otras.

2.- Utiliza la gasolina adecuada para tu auto

La gasolina correcta para que el motor de tu auto tenga el desempeño esperado depende del índice de octanaje del vehículo. Es decir, la capacidad del combustible para resistir a la detonación.

De esta manera, un combustible con octanaje elevado podrá resistir un mayor nivel de compresión y viceversa.

Por eso, cuando no se utiliza la gasolina adecuada para un determinado auto existen dos escenarios:

  • El combustible que colocas en el vehículo es más costoso de lo necesario y gastas dinero por gusto, ya que esto no traerá mejores resultados.
  • El combustible que colocar en el vehículo es menos potente de lo necesario y obligas a tu motor a trabajar de más y, por lo tanto, se gastará más rápido.

3.- Calienta el motor de tu auto antes de avanzar

Cuando tu auto se encuentra en un clima frío es común que el motor demore un poco en encenderse, ya que necesita más energía de lo normal.

Por eso, es fundamental que enciendas el motor y dejes que caliente por no más de un minuto.

Luego, avanza suavemente sin acelerar, de manera que el auto se pueda terminar de calentar sin esforzarse de más.

4.- No aceleres más de lo necesario

Acelerar bruscamente no solo hace que gastes más gasolina y contamines más, sino que también ocasiona que el motor de tu vehículo se gaste en una mayor velocidad.

Esto sucede porque al acelerar de más fuerzas al motor a bombear de forma más veloz. Además, obligas a los pistones y las otras partes móviles del auto a trabajar de manera más rápida de la óptima.

Por eso, lo mejor para que el motor de tu auto no se esfuerce de más es mantener una velocidad promedio que no exceda los 80 kilómetros por hora.

5.- Maneja con poca carga

Si disminuyes al máximo la cantidad de peso que se encuentra dentro de tu vehículo, también reduces la carga de trabajo de tu motor, además de potenciar el rendimiento del combustible.

Especialmente si el recorrido por el cual conducirás es inclinado, ya que el peso de cualquier auto se multiplica en proporción a la inclinación del terreno por el que transita, de manera que el motor se esfuerza más.

Por otro lado, los vehículos con un motor potente y un troque más poderoso están especialmente diseñados para cargar y remolcar toneladas elevadas.

De manera que, si bien gastarán mayor combustible al hacerlo, su motor no se verá afectado.

Sin embargo, los autos pequeños corren un riesgo más elevado de dañar el motor cuando colocan más peso del recomendado en el vehículo.

Por eso siempre es bueno revisar el manual para tener claro cuál es el peso promedio permitido para no ocasionar daños.

6.- Realiza los cambios de velocidad de forma adecuada

Este consejo es especial para los que conducen un auto mecánico. Puede sonar un poco obvio, pero es importante tener el cambio adecuado cuando estás conduciendo.

De lo contrario, si conduces en una velocidad baja y tienes un cambio alto tu auto comenzará a agitarse, lo cual ocasionará una tensión innecesaria en el motor y a la larga dañará las cabezas de los cilindros.

Lo mismo sucede cuando pasas de un cambio alto a un cambio muy bajo de forma rápida, pues esto genera que las revoluciones por minuto se caigan y el auto reduzca su velocidad sin utilizar los frenos.

¡No dudes de seguir estos tips si quieres que tu motor tenga el mejor desempeño, sin la necesidad de realizar mantenimientos costosos que podrían ser evitados!