Los Mazda 3 aparecieron por primera vez en el 2003 y desde entonces se han facturado seis millones a nivel mundial debido a su excelente propuesta de diseño e ingeniería.

En esta edición 2019 el All-New Mazda 3 fue rediseñado desde cero con la atención en todos los detalles por parte de los fabricantes, desde la reducción del ‘ruido visual’ en la cabina, hasta la fricción en el motor, pasando por la disminución de la vibración y la dureza.

Ahora es más suave, preciso, bondadoso, silencioso y refinado, ya que está diseñado no solo para maximizar la tracción, sino para suavizar las curvas, específicamente en las transiciones entre balanceo y cabeceo. Este sistema de regeneración también se utiliza para reducir las revoluciones rápidamente entre cambios ascendentes, lo que ayuda a suavizar la marcha.

Usa la tecnología Skyactiv para una maniobrabilidad y comodidad mejorada, G-Vectoring plus para mejorar la conducción, y I-Technology para el sistema de apagado y encendido automático, además para la desactivación de los cilindros.

Tiene luces LED con encendido automático, sunroof, espejos retrovisores con comandos eléctricos, parabrisas con sensor de lluvia, aros de 18″ y sensor de retroceso.

El interior cuenta con tapiz deportivo o en cuero, el asiento del conductor cuenta con memoria de posiciones y espejo retrovisor fotocromático.

La experiencia en este auto llega a un nivel superior con el control de crucero, aire acondicionado con climatizador y bi-zona, además es compatible con apple car play y android auto y cuenta con un sistema de sonido envolvente Bose con 12 parlantes.

Para tu seguridad cuenta con sistema de frenos antibloqueo (ABS) en las 4 ruedas, y 7 airbags que te protegerán ante cualquier inconveniente junto con su control de estabilidad dinámica, control de tracción y sensor de punto ciego. además del inmovilizador antirrobo.

Como podemos ver, los detalles se han trabajado para mejorar la experiencia de conducción. Y todos los cambios se han hecho por las razones correctas. Los resultados se ven reflejados en un sedán y un sport fáciles de manejar y de buen carácter.

No tengas dudas de que el Mazda 3 es un excelente auto para conducir. La tensión innata de la plataforma hace que la suspensión no necesite ser sólida como una roca, ya que está magníficamente compuesta mientras conserva una gran calidad en la conducción para que quien se siente al volante quede impresionado.

 

Si estás interesado en conocerlo en persona, te invitamos a cualquiera de nuestras tiendas AUTOLAND, un asesor te guiará por el mejor camino para adquirir tu nuevo auto