Estamos súper cerca del verano y con él a la temporada de playas, piscinas, y, sobre todo, de viajes como de más de 3 horas para llegar a lugares turísticos cercanos de la ciudad.

Estando tanto tiempo en el auto, lo mejor es mantenerlo lo más limpio y cómodo posible, comenzando por el cuidado y la limpieza de los asientos.

Teniendo en cuenta que muchos automóviles vienen con interiores y asientos de tela o cuero, hoy queremos darte algunos consejos sobre cómo tratarlos o limpiarlos en caso de que se ensucien inesperadamente.

 

Elimine el polvo y la suciedad que se acumuló en los asientos con el tiempo

Para ello, es recomendable el uso de una aspiradora o un cepillo normal.

 

Para asegurarse de que se eliminaron los residuos de polvo, recomendamos una prueba simple que consiste en dar algunos golpes al asiento del automóvil con un batidor de alfombras o vigorosamente con las manos y observe si sale algún exceso de polvo.

Puede sonar como un método poco ortodoxo, pero podemos garantizar que funciona. Si no llevas a cabo este paso inicial, corres el riesgo de mezclar el detergente que aplicaremos con la suciedad y hacer más daño que bien.

 

Usa limpiadores de manera uniforme en todo el asiento y no solo en áreas manchadas

Al no hacerlo de este modo, es posible que no obtenga un resultado uniforme y acentúe las diferencias entre las partes donde se aplica el producto y aquellas donde no.

 

Usa productos altamente específicos como los tratamientos de tejidos 3 en 1

Tienen una espuma activa especial que no moja el tejido. Utilizado con un paño de microfibra, es perfecto contra cualquier mancha de suciedad accidental como de refrescos o humo.

 

Verifica si los asientos tienen áreas perforadas

Si es así, tenga cuidado de no dejar que el agua, el limpiador o el acondicionador se peguen a los agujeros, pues podrías correr con el riesgo de arruinar áreas muy difíciles de limpiar.

 

Elije un acondicionador de pH neutro a base de agua

Busque un acondicionador de cuero de alta calidad que no contenga destilados de petróleo, silicona o ceras.

El objetivo del acondicionador es reponer los aceites naturales en el cuero, así que elige uno con ingredientes de alta calidad.

Los acondicionadores de cuero más baratos pueden adherirse al cuero y tener un acabado graso.

Realiza una prueba puntual. Elije un área discreta y aplica un poco de acondicionador. Frota suavemente con un paño de microfibra o una esponja.

Asegúrate de que el limpiador no dañe ni decolore sus asientos.

 

Crea tu propio producto para limpiar sus asientos

Solo necesitas realizar una mezcla que sea 1/3 de vinagre blanco y 2/3 de aceite de linaza en un tazón o botella de spray.

Es conveniente utilizar un cepillo para limpiar en profundidad el cuero, ya que esto agitará la suciedad y la llevará a la superficie.

 

Limpia regularmente tus asientos

Si bien debes limpiar ligeramente tus asientos cada mes más o menos, intenta limpiarlos profundamente de 3 a 4 veces al año. Es posible que desees hacer esto más a menudo si son de cuero claro o si empiezan a lucir acumulación de mugre.

 

Estacionate bajo la sombra y lejos del sol

El acondicionador necesita tiempo fuera del sol para que pueda soportar la exposición a la luz UV.

 

Último consejo: Las ventanas.

Puede parecer obvio, pero a menudo olvidamos que las ventanas se abren y el agua que entra al automóvil inevitablemente termina en los asientos, creando una mezcla de suciedad que es difícil de eliminar.

Prevenir siempre es mejor que lamentar, pero si el daño provocado por algún descuido es difícil de solucionar por uno mismo, agenda tu cita en el taller de servicios de Autoland. Un equipo altamente calificado dejará tu vehículo como nuevo. ¡Te esperamos!

 

AGENDAR CITA