Aún estamos en verano y sabemos que te encanta ir a la playa, broncearte bajo el sol, surfear un rato y pasar el tiempo divirtiéndote con tus amigos. Sin embargo, entre la emoción de disfrutar de la temporada, se te puede pasar por alto un punto muy importante: Los cuidados de tu auto.

Es importante que lo protejas de algunos elementos como la arena, ya que pueden causar daños tanto en la tapicería como en la pintura y otras partes de tu carro.

Pero para que esto no suceda y puedas disfrutar el verano sin preocupaciones, te daremos 5 consejos para cuidar tu auto en la playa, ¡Toma nota!

5 consejos para cuidar mi auto en la playa

1.- Cuidado con la arena

La arena de la playa es bastante invasiva y suele colarse dentro de cualquier espacio, ya sea por la brisa o porque los pasajeros la traen en su ropa, mochilas o zapatos. Pero tranquilo, no todo está perdido.

Siempre puedes reducir la cantidad de arena y evitar su acumulación para que no se estropeen algunos accesorios internos.

Una muy buena opción es optar por utilizar alfombras de goma, pues son más sencillas de limpiar y la arena sale mucho más rápido.

También recuerda que es importante que limpies muy bien la arena de tus pies antes de subir al auto. Puedes hacerlo con un poco de agua almacenada especialmente para ello o espolvorear un poco de talco en tus pies, haciendo que este absorba la humedad y hará que la arena sea más fácil de quitar.

2.- Protege la tapicería

La tapicería también puede verse afectada no solo por la arena, sino también por el agua salada, por lo que es recomendable colocar una funda protectora en los asientos para mantenerla a salvo.

Además, procura que los pasajeros se sequen por completo antes de subir al auto, ya que, al sentarse con la ropa o el cuerpo mojado, pueden estropear en gran medida la tapicería, generando luego un foco de olor desagradable por la humedad acumulada.

En caso de que no dispongas de fundas protectoras para la tapicería, asegúrate de colocar una toalla o alguna superficie seca para que los pasajeros se sienten sobre ella y evites un daño mayor.

3.- El exterior también es importante

Cuando tu auto pasa mucho tiempo expuesto al salitre del mar, la carrocería suele sufrir daños como la caída de las capas de pintura, lo que luego le da cabida al óxido. Por si no fuera poco, las lunas y los faros también podrían verse afectados.

¿Por qué sucede esto? La brisa marina contiene gotas microscópicas de agua salada que se posicionan sobre el auto. Estas gotas son como cristales y suelen ser bastante abrasivas.

Para evitar que el exterior de tu auto sufra algún daño, es conveniente que lo laves muy bien antes de emprender tu aventura playera y lo recubras con una capa de cera, de modo que crees una protección contra el salitre y la arena.

Por otra parte, puedes reducir el impacto de la brisa marina estacionando tu auto de espalda a la orilla o un poco alejado de la costa.

4.- Evita las altas temperaturas en el interior

Con el pasar de las horas y el sol abrasador, tu auto puede convertirse en una caldera súper caliente en su interior. Esto, junto a los rayos solares que caen directamente a través de las lunas, puede afectar los acabados internos del auto.

Para evitar quemaduras con los elementos que tocas directamente al subir al auto, como el volante, la palanca de cambios o el broche del cinturón de seguridad, es imprescindible que utilices un parasol o estaciones tu auto bajo la sombra.

5.- Limpieza profunda

Al regresar a casa, es importante que hagas una limpieza profunda a tu auto. Empieza por el exterior para evitar que los cristales de salitre se adhieran a tu auto y deterioren la carrocería.

Procura no utilizar un paño o esponja para eliminar la arena y el salitre, recuerda que estos elementos pueden dañar la pintura o rayar la carrocería.

Por eso, al momento de limpiar el exterior es recomendable remover toda la arena con aire a presión, asegurando que no quede rastro de ella sobre la superficie.

Luego, utiliza una manguera con agua a presión para eliminar cualquier rastro de arena que se haya alojado en las uniones de la carrocería, la tapa del combustible y el difusor de aire.

Al momento de limpiar el interior, es recomendable utilizar una aspiradora potente que consiga eliminar por completo la arena de la tapicería y del suelo.

También, es importante que laves los asientos con espuma seca, sin duda la mejor opción de todas.

También recuerda que debes sanear el filtro del aire, ya que esto podría provocar una seria avería al motor. Para limpiarlo debes emplear un trapo húmedo o una aspiradora, pero jamás debes utilizar agua.

En caso de que queden restos de arena, es ideal que utilices una pistola de aire a presión a un metro de distancia.

Si no cuentas con mucho tiempo para aplicar estos métodos de limpieza o tus visitas a la playa te han dejado agotado, ten en cuenta que el servicio de limpieza completa en esta temporada de verano lo puedes encontrar en los talleres de servicio de Autoland.

Nuestros profesionales le darán a tu auto un tratamiento especial, garantizando una la limpieza profunda y dejándolo como nuevo después de unos días de aventura playera.