Para poder tener una elección adecuada según las necesidades a la hora de comprar un auto, es conveniente considerar aspectos relacionados al cilindraje.

Para comprenderlo, vamos a conocer rápidamente cómo funciona un motor.

La potencia de un motor se genera desde el bombeo de una mezcla de combustible y aire al cilindro.

Esta se enciende por una chispa, causando una pequeña explosión.

Esto sucede a través de los numerosos cilindros miles de veces por minuto.

 

En cada cilindro, un pistón se mueve hacia abajo como resultado de cada explosión, enviando energía a través de la caja de engranajes a las ruedas.

En general, dos factores afectan la cantidad de potencia que produce un motor: el volumen desplazado por cada cilindro, es decir, qué tan pequeño o grande es el motor, y cuántos cilindros tiene el motor.

 

 

 

 

Si todos los demás factores permanecen iguales, los cilindros más numerosos y más grandes deberían producir más potencia que menos cilindros más pequeños.

 

 

 

 

Estas son las características de los cilindrajes más comunes que debes considerar al momento de elegir tu próximo auto:

●    Cilindros en línea

Esta es la configuración más común, ya que suelen ser más baratos de construir, con un número máximo de los cilindros que puedes encontrar de tres con seis cilindros en línea.

Todos los cilindros en estos motores están colocados en un orden lineal, mirando hacia arriba y perpendiculares al carro.

Los encontrarás en vehículos pequeños en general, como los hatchbacks.

En el mercado la oferta es bien amplia y podemos encontrar bloques de este tipo desde los dos hasta los seis cilindros en línea.

●    Cilindros en V

Este tipo de cilindraje se utiliza especialmente en los autos premium y de alto rendimiento, ya que permite utilizar más cilindros en un espacio más pequeño en comparación con los modelos en línea.

Esta distribución cuenta con menos vibraciones que un motor en línea, pero también tiene una mayor complejidad debido a que tiene que tener el doble del sistema de levas.

Al igual que la distribución de los cilindros, el número de cilindros se puede elegir por numerosas razones diferentes, que incluyen la potencia, la eficiencia del combustible e incluso el ruido que hacen.

Cilindro doble: 

Solo se utiliza para motores de muy pequeña capacidad.

Tres cilindros:

Este cilindraje se utiliza generalmente en autos más pequeños.

Cuatro cilindros:

Esta es la distribución smás común y casi siempre se instala en una configuración en línea.

Seis cilindros: 

Este número de cilindros se utiliza en motores premium, tanto en formaciones rectas como en V. Producen un sonido más agudo y ruidoso que los motores de cuatro y ocho cilindros.

Algunos superdeportivos de nivel superior están utilizando este diseño con grandes turbos para producir los tipos de potencia que solían requerir ocho o más cilindros.

Ningún cilindraje es mejor que el otro siempre y cuando se adecúe a tu estilo de vida. Puedes empezar la elección de tu próximo modelo desde el catálogo de Autoland, en el que encontrarás autos con una gran variedad de usos y capacidades técnicas.