La relación que tienes con tu carro debe ser cercana. Con el tráfico peruano, ya sea que uses tu auto para estar dentro o fuera de la ciudad, de seguro pasas buena parte del día manejando.

Conoce algunas prácticas de mantenimiento simples fortalecerá tu relación con tu automóvil, y estarás preparado para solucionar pequeños inconvenientes sin la ayuda de un profesional.

1.- Verifica los líquidos

Tiempo necesario: 5-10 minutos

Costo: cero

Los expertos recomiendan verificar los líquidos de tu vehículo por lo menos una vez al mes, haciendo de esta práctica el mantenimiento preventivo más importante que puedes realizar.

Abriendo el capó debes verificar el nivel de líquido de frenos, aceite de motor, líquido de dirección hidráulica, transmisión y líquido del limpiaparabrisas.

Así mismo, y por lo menos una vez cada seis meses, es recomendable que revises el líquido de enfriamiento del motor.

2.- Chequea la presión de las llantas

Tiempo necesario: 3-5 minutos

Precio: cero

Mantener la presión debida en las llantas no solo hace que duren más, sino que aseguran una tracción uniforme en el piso y que tu carro funcione bien.

Con poca presión los neumáticos se gastan más rápido, aumenta la resistencia y esto hace que el auto consuma más gasolina.

Para medir la presión puedes usar cualquier manómetro o pedir prestado uno en el grifo más cercano a tu casa. Éstos suelen ofrecer aire a presión gratis para quien quiera inflar sus llantas.

Ínflalas con cuidado y luego mide la presión de cada llanta. Si tiene mucho aire deja salir un poco hasta alcanzar la presión ideal. Ésta suele estar escrita en el marco de la puerta del carro o sobre la tapa de combustible.

3.- Cambia las plumillas de tus limpiaparabrisas

Tiempo necesario: 5 minutos

Costo: entre S/. 30 – 50

Esta es una de las prácticas más fáciles que puedes realizar en tu carro, y una de las más importantes que aseguran buena visibilidad y seguridad en el camino.

Si bien la técnica de cambio exacta varía dependiendo del vehículo que tengas, antes de preocuparte por cambiarlas debes asegurarte saber la medida correcta de cada plumilla.

Mientras realices el cambio no dejar caer sobre el vidrio el brazo metálico ya que puede dañarlo.

Esperamos estos consejos te ayuden a tener una relación más cercana y de confianza con tu auto.

Si tienes alguna duda, no dudes en contactarnos por nuestras redes sociales o nuestra página web.