El tráfico es cosa de todos los días, pero aun así no deja de ser una molestia cada vez que estamos en él.

La falta de infraestructura para la creciente cantidad de autos que existe en Lima, ha generado que transitar por la ciudad no sea muy agradable.

Es difícil salir de nuestras casas o de nuestros trabajos sin sentir una sensación de fastidio y desesperación anticipada por lo que nos espera en el camino, especialmente si no tenemos mucho tiempo para llegar a ellos.

No podemos combatir el tráfico del todo, pero si el estrés que nos genera.

Por eso, te damos 8 consejos que de seguro te aliviarán la ansiedad de ir a un lugar a otro en hora punta:

1.- Acepta el tráfico y no te alteres

El primer paso para sobrevivir al tráfico de Lima es aceptar que alrededor de las 9 am y de las 6 pm el tránsito va a estar congestionado.

Lamentablemente, el tráfico sucede porque no existen las vías suficientes para abarcar a la cantidad de vehículos que existen en la ciudad.

Además, la cantidad de autos ha venido aumentando en los últimos años, de manera que es muy probable que el tráfico no disminuya en ningún momento cercano, todo lo contrario.

Por eso, te tienes que detener un momento, respirar y entender que cuando sales hacia el trabajo o tu hogar hay demasiadas personas que están haciendo lo mismo que tú y tienen el mismo objetivo.

2.- Evita el atolladero

Hay tráficos y hay tráficos, por eso es importante que tengas muy clara la ruta ideal para llegar a tu destino en el menor tiempo posible.

Evita las avenidas y calles principales, pues es muy probable que estén más congestionadas y te generen más ansiedad.

Puedes descargar en tu teléfono un navegador como Google Maps o Waze para calcular la mejor forma de llegar rápido a cualquier lugar y así ahorrarte al menos un poco de estrés.

3.- Busca algo de comodidad

Antes de comenzar a manejar, asegúrate de sentirte cómodo físicamente. Ten un par de zapatos cómodos en el auto y póntelos cada vez que sepas que vas a tener que manejar por mucho tiempo.

Acomoda tu asiento y los espejos para que no tengas que estirar mucho la columna o el cuello. Además, trata de mantener una postura recta para que no tengas dolores de espalda al llegar a tu destino.

Si aún no te sientes cómodo con todo esto, puedes comprar un cojín especial para asegurar un viaje feliz.

4.- Crea un playlist especial

Date un tiempo para crear un playlist con canciones que de seguro te pondrán de buen humor, te recomendamos canciones alegres o relajantes.

También puedes buscar playlists especiales para el tráfico en tu plataforma musical favorita, de seguro no eres el único que tiene problemas con el tráfico.

No olvides compartirlo con tus amigos, seguro de lo agradecerán.

5.- Aprovecha el tiempo perdido

Una buena forma de sentir que el tiempo que pasas en el auto no es tiempo perdido es aprendiendo algo nuevo.

Por eso, si quieres aprender algún idioma o algo sobre un tema específico, puedes comprar o descargarte audios educativos que de seguro te harán aprovechar cada segundo de tráfico.

6.- Prueba técnicas de respiración

Suena un poco obvio, pero no lo es. Cuando nos encontramos en una situación de estrés nuestra respiración tiende a cambiar, por eso es importante ser conscientes de este cambio y trabajarlo.

Una buena técnica para regularla es tapando una fosa nasal con el dedo pulgar mientras respiras con la otra por 10 segundos, luego la destapas y tapas la otra para exhalar. Repite esto unas 10 veces y te sentirás mucho mejor.

7.- Evita el uso del claxon

Usar el claxon cuando estás en medio del tráfico puede ser satisfactorio para liberar un poco de la ira que llevas dentro, pero realmente no sirve de nada.

Generar más ruido sin motivo de urgencia, que es para lo que sirve el claxon, solo genera más estrés en las personas que están a tu alrededor.

8.- No dejes de respetar las normas

Cuando estás en una situación de estrés es normal que quieras hacer lo que sea para salir de ella.

Sin embargo, incumplir las normas de tránsito solo generará un mayor caos vehicular y más estrés en las personas que te rodean, por eso es importante que las sigas fielmente.

El tráfico muchas veces se genera por un atascamiento generado por un conductor que incumplió una norma: se metió a una intersección o paró en un lugar que no debía. No seas una de esas personas.

Ahora es tu turno de poner en práctica todos estos consejos que de seguro harán que tu estrés disminuya o se elimine por completo.

¡Escribe en los comentarios cuál es tu favorito!