Generalmente pasamos por alto la importancia de las llantas y olvidamos rotarlas en nuestro vehículo. Sin embargo, al no hacerlo se manifiesta un problema que puede terminar en gastos innecesarios.

¿De qué se trata?

Es un proceso indispensable para su mantenimiento. Además, es muy sencillo y consiste, como bien dicta su nombre, en rotar o cambiar de posición las llantas tomando en cuenta las indicaciones de cada modelo de auto.

¿Por qué es importante rotar las llantas de tu auto?

La importancia de llevar a cabo esta alternancia se debe al desgaste, el cual no es de manera uniforme.

Las llantas del eje delantero tienden a sufrir un desgaste más rápido, pero menos uniforme, ya que cuando el auto es direccionado, se enfrentan a fuerzas opuestas. Por otra parte, las llantas del eje trasero no tienen un gran desgaste y es mucho más uniforme porque siguen la vía del eje delantero.

¿Cuándo se deben cambiar las llantas?

Para el cuidado de las llantas, algunos fabricantes recomiendan realizar la rotación de las mismas cada 7.500 millas recorridas o cada 6 meses. Por supuesto esto va a variar, ya que quienes manejen más de 10.000 millas al año, deben ejecutar la rotación con una frecuencia más alta.

Si tu auto tiene una tracción integral o en las 4 ruedas, el calendario de rotación varia y depende netamente del tiempo recomendado por el fabricante. Por lo tanto, hay que estar muy pendiente de dicha recomendación para no saltarse las fechas.

Por lo general, la manera más sencilla de realizar la rotación de llantas es al momento de asistir al taller para realizar el cambio periódico de aceite de motor. Este servicio te lo puede brindar el mismo técnico.

En Autoland contamos con el servicio post-venta, en el cual nuestros técnicos realizarán el cambio de llantas entre los ejes delanteros y traseros para mantener en buen estado el estado de las ruedas de tu vehículo.

Si eres cliente Autoland, recuerda que tienes beneficios adicionales con nuestro servicio de ‘’Post Venta’’