El tráfico que vivimos en la ciudad en hora punta puede llegar a ser interminable, tanto en trayectos largos como en los más cortos.

Con un parque automotor de millones de unidades, Lima es la ciudad con más autos per capita del país. Por otro lado, es un hecho que muchos de nosotros pasamos buena parte del día en congestiones vehiculares.

Si quieres llevar estos minutos (a veces horas) de embotellamiento de una manera más positiva, te recomendamos seguir estos consejos:

1.- Música para despejar la cabeza

No hay mejor método para distraerte que escuchar un poco de tu música favorita. Esto es fácil de hacer conectando tu celular a la radio de tu carro a través de un cable auxiliar o simplemente a través de bluetooth.

Recuerda que no es recomendable usar audífonos mientras conduces. Pero aún más importante es no distraerte viendo videos, series o películas: ¡la seguridad ante todo!

2.- Cede el paso cuando puedas

La mejor forma de no ser víctimas del problema es siendo parte de la solución. Por eso, lo mejor que podemos hacer es ayudar a que haya fluidez en el tráfico cediendo el paso de vez en cuando.

La idea tampoco es quedarte detenido por dejar que pase todo el mundo, pero podríamos llegar a causar una verdadera diferencia si todos cediésemos el paso una que otra vez.

3.- Pensemos en cambiar de carril antes de hacerlo

Si andamos cambiando de carril cada vez que hay una apertura lo único que hacemos es colaborar al efecto mariposa del empeoramiento del tráfico.

Los cambios de carriles tenemos que reservarlos para cuando necesitamos verdaderamente salir de una calle o cambiar de dirección.

Si planeamos estos cambios con anticipación y los señalizamos correctamente, no solo colaboraremos al orden y a la fluidez, sino que también aseguramos nuestra propia tranquilidad.

4.- No ocupemos los cruces

Nada peor que querer doblar una calle y no poder hacerlo por ese carro que se detuvo en pleno cruce.

No hay mucho más que decir en esta sección: ¡no ocupemos los cruces!

5.- Buenos modales para todos

Es muy fácil estresarse entre el tiempo perdido y el exceso de bocinas que se escuchan en horas punta. Pero es importante recordar que nadie está en el tráfico porque quiere y todos queremos llegar a nuestro destino lo antes posible.

Si tenemos esto en mente y seguimos estos consejos, estamos seguros de que una de las actividades más pesadas de la capital será más fácil para todos.