¿Estás planeando hacer un viaje por carretera pronto? Antes de hacerlo, debes realizar una revisión técnica de tu auto para asegurarte de tener un viaje seguro y evitar cualquier problema mecánico.

Una avería en tu viaje diario es una cosa, pero ¿qué pasa si tu automóvil te deja varado a millas de distancia en mitad de la nada? 

El cuidado del automóvil es necesario durante todo el año, pero especialmente antes de un viaje por carretera, así que completa estos pasos básicos de mantenimiento antes de convertirte en un cliché de películas de terror.

Paso 1: Cambia el aceite del motor

Verifica el nivel de aceite y la fecha en que puede necesitar un cambio. Si es casi el momento de cambiar el aceite, hazlo. Un viaje largo puede generar más estrés en tu vehículo si no está bien aceitado. 

Ojo: agregar aceite extra no funcionará tan bien como cambiar el aceite, pues los restos de aceite viejo no se pueden eliminar. Si es posible, cambia el filtro de aceite en el momento que realices el cambio de aceite.

 

Paso 2: Revisa los fluidos de tu auto

Asegúrate de verificar los diversos niveles de líquido en tu automóvil y asegúrate de que estén llenos. Esto incluye el refrigerante, los niveles de lavado del parabrisas y los líquidos de frenos.

Esta es una manera eficiente de evitar averías innecesarias que podrían conducir a posibles accidentes.

Paso 3: Verifica la presión de aire de los neumáticos

Como todos sabemos, los neumáticos están en contacto con la carretera, lo que significa que, si se descuidan sus controles, pueden producirse graves consecuencias.

El número marcado en los neumáticos es la cantidad máxima de presión que pueden contener. Si se excede esta capacidad, estos pueden reventar. Por el contrario, la baja presión de las llantas puede ocasionar desperdicio de combustible y sobrecalentarlas.

Para insertar la cantidad perfecta de presión de aire en los neumáticos, usa un medidor y una manguera de aire. Esto asegurará que sean seguras y puedan rendir durante tu viaje.

Paso 4: Verifica los limpiaparabrisas

La prueba es simple: ¿los limpiaparabrisas están funcionando adecuadamente o están dejando líneas de agua que afectan tu visión?

Antes de comenzar un viaje por carretera, usa las arandelas del parabrisas para rociar el parabrisas con agua y luego verifica si los limpiaparabrisas están haciendo su trabajo.

Paso 5: Revisa los filtros de aire

El rendimiento y la eficiencia del automóvil mejorarán si el suministro de aire limpio al motor es abundante.

Además, no olvides el filtro de la cabina, ya que el aire no está fresco dentro del automóvil si el filtro de la cabina está desgastado.

Paso 6: Asegúrate de que todas las luces y señales funcionen

Es importante asegurarse de que todas las señales funcionen para evitar los accidentes. Puedes pedir una mano a otra persona para finalizar la revisión.

Con la ayuda de otra persona, siéntate en tu automóvil y enciende todas las luces y señales y pregunta si funcionan correctamente. Las bombillas de repuesto también se pueden preparar para el viaje, por si acaso (al menos una para cada luz, incluidos faros, indicadores, luces de marcha atrás y luces traseras).

Paso 7: Revisa la batería del auto

Si la batería no se ha cambiado por muchos años, verifica si se encuentra funcionando correctamente.

Si el sonido del motor de arranque es lento, puede indicar corrosión o una batería agotada. Ve a cambiarlo lo antes posible. Si cuentas con un medidor de voltaje para baterías puedes usarlo para hacerle seguimiento a la salud de la misma.

Paso 8: Verifica todos los equipos de emergencia del vehículo

El equipo de emergencia incluye: un teléfono celular, llanta de refacción, triángulo de emergencia y herramientas de emergencia (como linternas y destornilladores).

Además, si planeas conducir hasta cruzar alguna frontera, asegúrate de conocer las normas de tránsito específicas en los países y áreas a las que te diriges.

Paso 9: Revisa las pastillas de los frenos

Otro componente importante a considerar es el desgaste de las pastillas de freno. Las pastillas de freno están formadas por una parte externa metálica y una parte interna compuesta. La parte interna compuesta debe tener más de 5 mm de espesor. Una vez que la almohadilla se desgasta debajo de esto, es momento de cambiarla.

Asegúrate de que el freno de mano funcione correctamente. Aconsejamos que el freno de mano no haga clic más de cuatro veces antes de mantener el automóvil en su lugar. Algo más de cuatro clics no pasaría una prueba apta para circular.

Paso 10: ¡Haz una prueba!

Haz una prueba de manejo para verificar los sonidos, sentir los temblores y observar las señales a tu alrededor. Un chirrido de las ruedas puede indicar una rueda defectuosa; el chirrido del freno puede apuntar a rotores deformados y pastillas desgastadas; un pedal de freno suave puede significar pastillas desgastadas y falta de niveles de líquido.

No pienses que todo en tu automóvil es bueno solo porque lo conduces todos los días. Hazle una prueba a tu amigo y asegúrate de que todo esté bien.

Para muchas personas, siempre se puede pasar un largo viaje con sus familias. La mayoría de las familias que lo hacen, generalmente tienen salidas de una semana en todo el país y los miembros de la familia pueden disfrutar de un tiempo de calidad juntos. 

Es una excelente manera de mejorar el vínculo familiar y disfrutar de las vacaciones de verano.

A estos 10 pasos le sumamos 1 y ese es traer tu auto al taller de servicios de Autoland. Brindándole un buen mantenimiento periódico a tu vehículo podrás asegurarte de contar con todos los checks necesarios para viajar por el Perú sin problemas. ¡Te esperamos!

AGENDA TU CITA