El mercado automotriz cada vez está más lleno de transmisiones automáticas, pero los autos mecánicos aún tienen varias ventajas que valen la pena destacar.

La decisión entre comprar un carro automático o mecánico se ha vuelto una muy personal, que muchas veces define al mismo conductor y las habilidades que considera tener sobre el volante.

Pero la verdad es que no se trata solo de que uno es “más fácil” y el otro “más complicado”.

Hay varias ventajas al manejar mecánico y acá te las contamos:

1.- Mantenimiento más fácil

Las transmisiones mecánicas aún son mucho más fáciles de ser refraccionadas en el taller de mantenimiento.

Esto se da porque suelen ser menos complejas que las automáticas, pues hay menos componentes que puedan malograrse o funcionar mal.

El embrague es cambiado con más frecuencia en carros mecánicos y no suele necesitar mantenimiento hasta después de tener decenas de miles de kilómetros recorridos.

2.- Cuidado con las goteras, pero nada más

Sobre los líquidos de las transmisiones mecánicas cabe resaltar que los verdaderos problemas que te pueden traer estas son solo cuando gotean.

En la mayoría de casos, los carros mecánicos usan aceite de engranajes o de motor, no el fluido de transmisión automática de sus contrapartes.

Éste último suele deteriorarse más rápido y necesita ser cambiado de cuando en cuando.

La versión de lubricante que fluye por las transmisiones mecánicas es tan buena, que muchos fabricantes de autos recomiendan solo cambiarla en caso haya goteras.

Así también después de hacerle algún tipo de reparación exhaustiva.

3.- Ahorro en combustible

Sí, es cierto: los carros mecánicos gastan menos combustible.

Esto se da porque las versiones automáticas tienen pérdidas de poder en el convertidor de torque y la bomba hidráulica, lo que disminuye su eficiencia de combustible.

Dependiendo de tu estilo de manejo y condiciones de las carreteras, un auto mecánico puede ser hasta 15% más eficiente con el combustible que un carro automático.

4.- ¡Es más divertido! 

Ok, este último punto puede ser algo subjetivo, pero en los carros mecánicos uno tiene que estar más atento en la carretera, los cambios de velocidad y el tráfico.

Esto hace del proceso de acelerar y frenar más interactivo, donde va a depender de la habilidad del conductor el cómo se desplace por la carretera.

En Autoland tenemos una gran oferta de carros mecánicos. Te invitamos a conocerlos visitando esta página.