La vida acelerada en la ciudad exige alternativas de transporte para que los casi 10 millones de personas que habitan Lima puedan movilizarse sin problemas. En consecuencia, el número de ciclistas limeños aumenta.

Por lo tanto, es imprescindible conocer las normas de convivencia entre conductores y ciclistas para reducir riesgos y contribuir a que Lima se convierta en una ciudad con un sistema de transporte amigable.

Conoce a continuación 5 consejos que queremos compartir contigo para que conducir en Lima sea una experiencia más agradable y podamos mejorar nuestro ecosistema de transporte urbano cada día más.

  1. Conoce los derechos del ciclista

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) redactó una serie de derechos y obligaciones sobre el uso de la bicicleta que se encuentran incluidos en el Reglamento Nacional de Tránsito (RNT).

Entre los más importantes podemos encontrar:

  • Transitar por las vías públicas del país, con respeto y seguridad, excepto en aquellas en las que la infraestructura actual ponga en riesgo su seguridad, como túneles y pasos a desnivel sin carril para ciclistas.
  • Disponer de vías de circulación preferente dentro de las ciudades, como ciclovías u otros espacios similares.
  • Disponer de suficientes espacios para el estacionamiento de bicicletas, tanto en espacios públicos como privados.
  • Derecho de preferencia del ciclista en la vía o circulación en los desvíos de avenidas, cruce de caminos, intersecciones no señalizadas y ciclovías sobre el tránsito vehicular, después del peatón.
  • Uso gratuito de estacionamientos públicos para bicicletas.
  • Tener días u horas de circulación preferente en el área urbana, en trayectos determinados.
  1. Lenguaje corporal

Debido a los altos niveles de ruido sonoro que podemos encontrar a algunas horas en la ciudad, es necesario hacer uso de movimientos y señas que llamen la atención de los demás conductores, para que se pueda establecer una comunicación basada en el contacto visual.

Comunícate con los otros vehículos mediante miradas, luces y gestos. Ya que es importante transmitir nuestras intenciones de ruta como seguir el camino, doblar o frenar.

  1. Toda tu atención

Nunca está de más advertir, que una gran parte de los accidentes de tránsito es debido a la poca atención en el volante. 

Situaciones como hablar por teléfono, mandar mensajes de texto y distraerse con otra cosa mientras manejas, anula el sentido de la vista y expone al ciclista a un peligro latente.

Así mismo, hacer uso de audífonos mientras se conduce una bicicleta limita el sentido del oído y puede producir que no se preste atención a advertencias de que un peligro se acerca.

  1. Conoce el futuro de la bicicleta en Lima

Informarte sobre los avances en la cultura ciclista es una buena manera de contribuir y construir una sociedad que aprovecha los beneficios de este medio de transporte.

Por ejemplo, a inicios de este año, se promulgó una ley que promueve y regula el uso de la bicicleta como medio de transporte sostenible (Ley N° 30936).

También se anunció la creación de un programa de transporte no motorizado, que establecerá una normativa sobre el equipamiento de la infraestructura urbana, tales como señalética y estacionamientos especiales.

Además, fomenta que el uso de este vehículo se convierta en un eje estructural del transporte.

  1. Visitemos al mecánico

Todos somos responsables de mantener nuestros vehículos en el mejor estado técnico. Una avería mecánica puede ocasionar molestias o inclusive, un accidente.

Por lo tanto, es importante realizar visitas periódicas a los profesionales en mecánica, para reducir el riesgo y garantizar que nuestros vehículos funcionen sobre los estándares de seguridad.

Te invitamos a visitar cualquiera de nuestras tiendas para adquirir un automóvil y aprovechar los beneficios de post venta que AUTOLAND tiene para ofrecerte. Tales como mantenimiento periódico, servicio técnico, carrocería, pintura y repuestos.