El aceite de motor es uno de los elementos más importantes del vehículo y su función principal es desarrollar una película entre las piezas para facilitar su movimiento y disminuir su fricción.

Pero esa no es su única función, ya que también sella el espacio que existe entre los pistones con el objetivo de mantener la compresión y eliminar los residuos de carbón que podrían formarse en el interior del motor.

Su importancia es máxima ya que evita el desgaste antes de tiempo del motor.

¿Qué sucede si mi vehículo sufre una fuga de aceite de motor?

Las consecuencias de que tu vehículo presente una fuga de aceite de motor son graves, pues las piezas que lo conforman alcanzarían una temperatura lo suficientemente elevada como para fundirlas.

Esto provocaría un daño irreparable al motor de tu vehículo.

¿Cuáles son las causas más comunes?

Generalmente, una de las causas principales de la fuga de aceite de motor se debe a que el tornillo de vaciado del cárter está flojo, mal ajustado o se haya forzado en exceso en el último cambio de aceite.

Esta causa es la menos grave y solo bastará con ajustar el tornillo o cambiarlo en caso de que sea necesario.

Por otro lado, puede deberse a alguna holgura de la tapa de balancines o de la del tapón de llenado, lo cual puede ser normal debido al paso del tiempo o sencillamente porque las juntas ya cumplieron su tiempo de vida útil.

También, podría ser ocasionada por el alto nivel de aceite del motor, recuerda que este debe mantenerse en un límite intermedio para evitar que salpique las piezas del motor y acorte su vida.

Ahora bien, puede ser que no veas un charco de aceite de motor debajo de tu auto, sino más bien el borboteo de unas cuentas gotas al día. Este goteo puede deberse a una fisura en el cárter que se produjo por algún golpe por debajo.

Si esto sucede, lo ideal es que lleves tu vehículo a un taller mecánico, pues al no hacerlo, el nivel de aceite bajará muy rápido y podría suceder lo peor.

Otra causa, podría ser la falta de cambio el aceite de motor con regularidad. Cuando dejas que pase el tiempo, el aceite se deteriora y produce la presencia de barro, acumulación de suciedad, partículas abrasivas y fragmentos de metal.

Así que, para evitar cualquier fuga de aceite de motor, lo ideal es que lleves a tu auto a una revisión para descartar que cualquier elemento este fallando.

También, recuerda realizarlo de la mano de profesionales de la mecánica automotriz, como los que encuentras en nuestros talleres de servicio Autoland.

¡Dale click al botón de abajo y solicita una cita!