Manejar en la autopista puede llegar a ser peligroso cuando no tenemos toda la información visual necesaria, especialmente cuando nos encontramos cerca de autos de gran tamaño.

Por eso, para mitigar el peligro que pueden generan los autos cercanos cuando estamos cerca, es fundamental tener claro qué es lo que está pasando en nuestro entorno más próximo.

¿Qué es un punto ciego?

Los puntos ciegos son los puntos externos al vehículo que no se pueden ver por los espejos. De esta manera, es importante determinarlos y eliminarlos utilizando las herramientas que nos brindan los carros.

Existen 4 puntos ciegos en un vehículo: uno se ubica en la parte frontal, otro en la parte trasera y dos en las partes laterales del auto.

Por eso, para tener un ángulo de visión correcto en las 3 últimas partes es fundamental saber cómo acomodar los espejos del carro.

Ahora, los puntos ciegos siempre van a existir cuando te encuentras dentro de un vehículo, pero existen formas de maximizar el poder de visibilidad estando dentro de tu auto.

Tener claro todo esto es fundamental para protegerte a ti y a tu auto, y así evitar accidentes:

Paso 1: Identificar

El proceso para configurar los espejos de tu auto inicia por identificar si necesitar hacerlo o no.

Siéntate en tu auto y mira por los espejos laterales. Si ves una gran parte del carro a través de ellos, entonces no estás utilizando correctamente toda la capacidad de los espejos.

Es simple, la función principal de los espejos es poder ver lo que sucede fuera de tu auto, por eso, si no tienes un panorama claro de lo mencionado anteriormente, es importante que modifiques la posición de tus espejos antes de encender el vehículo.

Paso 2: Ajustar el espejo retrovisor central

El espejo retrovisor ayuda a visualizar todo lo que sucede detrás de nuestros autos mientras circulamos y cuando estacionamos en reversa.

Esta es la parte más sencilla, incluso es probable que este espejo se encuentre en la posición correcta en la gran mayoría de los casos.

Solo tienes que ajustar el retrovisor central de tal modo que se encuentre completamente centrado con la ventana trasera.

Paso 3: Ajustar los espejos laterales

Los espejos exteriores sirven para poder visualizar lo que sucede a los costados del auto.

De esta manera, el espejo izquierdo debe reflejar ligeramente el borde derecho del auto, mientras que el espejo derecho debe reflejar todo el entorno restante.

Abre los espejos retrovisores laterales lo máximo que puedas (desde el interior hacia el exterior), procura que tu vehículo se vea lo menos posible, ya que así le darás una mayor cobertura de visión a los márgenes laterales.

Paso 4: Evaluar el resultado final

Después de haber realizado todos los pasos mencionados anteriormente, es importante que al conducir podamos ver el auto que se encuentra detrás de nuestro vehículo desde los tres espejos que se encuentran dentro del vehículo, ya que estos funcionan en conjunto.

Recomendaciones finales:

  • Evita colocar adornos voluminosos en el espejo central o calcomanías en los espejos
  • Mantén tus espejos limpios y libres de rasguños
  • Evita conducir en los puntos ciegos de los autos que se encuentras próximos a ti, especialmente cuando son camiones
  • Asegúrate de mirar los tres espejos cada cierto tiempo

Los puntos ciegos en sí no son peligrosos. El peligro sucede si buscamos cambiar de dirección de forma repentina y sin avisar, asumiendo que ningún auto podría limitar la acción que deseamos realizar.

Por eso, antes de realizar cualquier maniobra es necesario asegurarnos de tener el espacio y tiempo indicado para efectuar el cambio.