RECOMENDACIONES

Consejos para manejar en dunas

Febrero 14, 2020

El verano no solo es sinónimo de playas, sino también de recorridos por la costa peruana y sus desiertos.

Para los fierreros de siempre y para los que recién quieren aventurarse a manejar sobre la arena, les presentamos algunas recomendaciones que pueden hacer mucho más extraordinario los viajes de verano.

Cuando se conduce fuera del asfalto hay que tener en cuenta que las condiciones son completamente distintas, por lo que hay que llevar a cabo diferentes técnicas de conducción y seguridad para que podamos tener el control de la situación al volante de nuestro vehículo.

Toma nota de estos consejos básicos para dunear como los grandes.

Presión de Neumáticos

Los neumáticos son de vital importancia en cualquier situación.

Son los que están en contacto directo con el terreno y afectarán en gran medida la conducción, sobre todo al conducir sobre arena.

En lugares como el desierto, menos presión en los neumáticos se traduce en más agarre, ya que hay mayor superficie de contacto de la rueda con la arena.

Se puede quitar hasta 1,5 bares de cada neumático (depende de medidas y fabricantes) y también es muy importante tener los medios para volver a hincharlos cuando se cambie de superficie.

Cuando estás en la arena, la presión de los neumáticos son el factor más importante para asegurarte de que puedas avanzar.

Sin embargo, es imposible decirte qué presión es exacta, ya que hay distintas variables que dependen de cada vehículo por individual.

Los pesos, los tamaños de llantas e incluso los tipos de vehículos juegan un papel importante en la determinación de sus presiones.

Ten siempre una pala contigo

Tarde o temprano te atascarás en la arena.

Si estás atrapado en esta situación es totalmente normal, simplemente es el precio de entrada al mundo off-road.

Lo primero que debes hacer es dejar de intentar salir de ella, solo vas a hundir más la llanta.

Intenta retroceder, ya que tus llantas al tirar la arena hacia atrás crearon una rampa en la parte trasera del orificio en el que estás atrapado, la mayoría de las veces se puede retroceder sin mayor problema

Si esto no funciona, llegó el momento de acudir a tu fiel amiga en estos casos, la pala.

El objetivo siempre será el mismo: Cavar una rampa fuera del agujero en el que te encuentras para así poder salir de él. Está casi garantizado que funcionará.

Velocidad y Giro

Cuando conduces por una duna, la clave es tener impulso y una aceleración potente para llegar a la cima de ellas.

En caso de no tener suficiente impulso, no subirás la cuesta y debes bajar con frenados cortos ya que el vehículo podría deslizarse marcha atrás.

Sin embargo, también es importante recalcar nunca exceder demasiado el impulso, ya que podrías superar la superficie de la duna de manera muy brusca y saltar por los aires hacia el otro lado causando un accidente que podría ser mortal.

En cuanto a los giros, recordemos que tenemos la presión baja en las llantas por lo cual los giros deben ser abiertos y suaves, pues de lo contrario, haciendo giros cerrados y bruscos corremos el riesgo de sacar la goma de la llanta y quedarnos sin caucho a mitad de un desierto o duna.

Y, por último, el consejo más importante: Contar con el 100% de disponibilidad para pasarla bien y gozar de la aventura en compañía de amigos en una 4×4. ¡Ahora sí, a dunear!


Compartir


Deja un comentario

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

COVID-19: Información, locales y protocolo de atención INFO COVID-19